Xan

Xan fue recogido en unas condiciones que nos encogió el corazón: miedo, delgadez y con una herida en un ojo de una mordida de otro perro. ¿Cuánto tiempo llevaba así? Por como estaba, mucho. Y a pesar de todo, sigue luchando

Está recuperando su peso, sus heridas cicatrizan y su ojo, a pesar de haber perdido la visión, se está recuperando también.

Después de tanto luchar por la vida, merece una familia que lo cuide mucho. Tiene dos añitos, de tamaño pequeño y ya ha sabido relacionarse con sus iguales.

Xan, te mereces lo mejor.

Teléfono de adopciones: 692 87 19 84